Saltar al contenido

Tipos de fumigación: Cómo funcionan para el control de plagas

Si eres un usuario que te preocupa las enfermedades que pueden generar las plagas, ya sea en casa o en el campo, este post es para ti. Explicaremos de manera precisa los tipos de fumigación que tienes a tu alcance y selecciones el que más se ajuste a tus necesidades.

La realidad es que hoy en día con el cambio climático los insectos se desplazan hacia a las ciudades y campos buscando alimentos para procrearse. Por ello, es un problema de salud pública que debes tomar en serio. En el artículo abordaremos las clases de fumigación y las consideraciones que debes sopesar.

¿Qué es la fumigación?

La fumigación es una operación que permite matar determinados organismos vivos, independiente de su estado de desarrollo, exponiéndolo a un gas. Se aplica un químico a presión a una temperatura requerida para que alcance el estado ideal. Sus moléculas se difunden en los intersticios más pequeños y envenenan a los insectos.

Es un proceso muy efectivo, el gas se introduce en todas las partes, incluso en lugares de difícil acceso. Es oportuno mencionar que algunos aparatos esparcen el plaguicida en forma de gotas bien concentradas para que llegue al área de interés.

Evidentemente gracias a la tecnología e innovación existen diferentes tipos de fumigación para matar plagas que se han hecho muy populares.

Aquí te presento los tipos de fumigación

Te presentamos los tipos de fumigación según la técnica usada:

– Fumigación por aspersión

Este tipos de fumigación se basa en rociar con una gran presión en gotas pequeñas de veneno usando un aparato que ejerce un mecanismo de bombeo al vacío. Esto genera que el insecticida llegue a los lugares predeterminados y actúe cumpliendo con su objetivo.

Es utilizado para eliminar plagas como:

  • Chiripas.
  • Cucarachas.
  • Garrapatas.
  • Insectos voladores.
  • Arañas.
  • Ácaros.
  • Moscas.
  • Pulgas.
  • Polillas.

Este tipo de fumigación, es una técnica que se puede emplear en el hogar y en el área agrícola, ofreciendo excelentes resultados, ya que su efecto es sobre la zona infectada. Por ello, debes informar a las personas sobre la fumigación para que no transiten por el lugar, el contacto puede generar tos, dolores de cabeza, problemas de respiración, entre otros.

Lo mismo pasa con las mascotas, pueden sentir malestar, diarrea, problemas para respirar, así que temporalmente llévalo a otro espacio para evitar este tipo de efectos.

– Fumigación por termonebulización

Te presento este modelo de fumigación, es otra técnica muy usada, la misma consiste en desinfección de espacios al aire libre, básicamente se generan gotas muy finas empleando energía termoneumática. Esto produce la formación de delicados aerosoles  que se concentran al interactuar con el exterior, el resultado es una neblina.

Admite aceites, insecticidas, desinfectantes, agroquímicos,  así que se ajusta a las necesidades de cada persona. Lo interesante es que la neblina contiene el veneno en millones de microgotas.

La termonebulización permite matar a:

  • Zancudos.
  • Mosquitos.
  • Hongos.
  • Esporas.
  • Virus.
  • Bacterias.

Para usarlo dentro de la casa necesitas abrir las ventanas y puertas, ya que la concentración puede afectar la respiración, generar dolores de cabeza y malestar en general a humanos y mascotas. Por ello, se sugiere usarlo en espacios abiertos.

– Fumigación por nebulización

Es una técnica que facilita realizar el proceso de fumigación, ya que el mismo se adapta en ambientes exteriores como interiores. Se caracteriza por esparcir el veneno en forma de aerosol, aproximadamente una gota a 21 micras.

Empresas dedicadas al área de la salud, agrícola, alimentación emplean esta clase de fumigación. Por ejemplo, su rango de acción ronda los 10 a 15 metros. Incluso, su aparato permite realizar procesos de desinfección en zoológicos, granjas, hoteles, escuelas, casas, apartamentos, restaurantes, etc. Es decir, espacios que requieren precisión.

La nebulización es utilizada para matar plagas como:

  • Zancudos.
  • Moscas.
  • Parásitos.  

Debes evitar que las personas y mascotas pasen tiempo en los espacios fumigados, ya que puede afectar los ojos, respiración y ocasionar malestar general en el cuerpo.

– Fumigación de gas

Es otra clases de fumigación muy usado para el control de plagas, en este caso el veneno viaja en forma de gas. Por tanto, para ejecutar la fumigación se necesita de una buena ventilación para evitar que se queden residuos.

En este momento, es una de las técnicas más utilizadas en empresas que almacenan alimentos como granos, cereales, harinas, frutos secos, semillas, especies, etc. De hecho se usa para desinfectar los camiones que transportan los alimentos.

Para ejecutar este tipo de fumigación es requerido tapar con plástico los productos, ya que el gas tiene un gran poder de penetración.

Es efectivo para eliminar plagas como:

  • Ratas.
  • Ratones.
  • Parásitos.
  • Cucarachas.
  • Chiripas.

Al contrario de las otras fumigaciones no causa efectos, ya que los restos que quedan son bajos. Sin embargo, como toda sustancia química, se recomienda no estar en el área por lo menos unos días.

– Clases de fumigación con polvo

En este caso, es empleado en áreas previamente definidas, donde no admita humedad y bajas temperaturas. Por ejemplo, en espacios como: depósitos, comedores, oficinas, cocinas, etc.

El producto se caracteriza por ser inodoro y tiene una capacidad pegadiza, de allí la necesidad de colocarlo en lugares y puntos estratégicos poco visibles.

Es efectivo contra:

  • Hormigas.
  • Roedores.
  • Cucarachas.
  • Chiripas.

Este producto puedes usarlo en el hogar, autos, apartamentos, almacenes, etc. En este sentido, si tienes niños pequeños debes estar atento, para que no tengan contacto con el producto vía oral o tacto. Por ser químicos puede ocasionar alergias, irritaciones en los ojos, vómitos, dolor de estómago, etc.

– Tipos de fumigación sólida

Es una variante muy similar a la del ítem anterior, esta clase de fumigación, su presentación viene en tableta, gránulos y en polvo. El mismo está enfocado en el control de plagas en productos como té, harina, algodón y granos. Es muy efectivo para eliminar plagas en proceso de crecimiento, es decir, ataca a las crías, huevos, etc.

Es efectivo contra:

  • Cucarachas.
  • Chiripas.
  • Hormigas.
  • Ratones.

Este tipo de fumigación para casas es muy recomendado, ya que no produce efectos nocivos y puede ser usado en espacios abiertos y cerrados. Lo que tienes es que vigilar que los niños y animales domésticos no interactúen con el producto.

– Tipos de fumigación con gel

Es otra técnica muy efectiva en el campo de la fumigación, básicamente emplea sustancias naturales y químicas para atraer a la plaga, existe un gel para cada insecto. Su modo de acción es el siguiente, existe una presentación donde el gel es bebido y genera el fallecimiento de forma rápida.

La otra es un gel en forma de pega, los insectos se inmovilizan hasta fallecer por no poder moverse para buscar alimentos. De hecho, es común atrapar a varias plagas con el mismo producto. Este se caracteriza porque se puede colocar en televisores, equipos eléctricos en pequeñas porciones.

Actúa contra:

  • Cucarachas.
  • Chiripas.
  • Hormigas.

Por otro lado, no emite olores molestos, así que no afecta el ambiente en interiores o exteriores de la casa, local comercial, granja, etc.

Como se coloca poca porción, puede durar una semana, así que debes repetir el procedimiento en el lugar de tu interés. No requieres salir de la casa, ya que como mencioné no produce olor.

– Clases de fumigación líquida

En este caso, se emplea un pulverizador para esparcir el veneno en toda el área infectada. Es más efectiva que los productos sólidos. Es aconsejable usar el insecticida en espacios abiertos por su toxicidad.

Este tipo de fumigación es ideal para matar plagas como:

  • Mohos.
  • Insectos.
  • Roedores.

Por sus ingredientes activos, es peligroso para personas y animales domésticos, así que sopesa este aspecto. Dicho esto, puede ser utilizado en casa, apartamentos, granjas, en este último caso, procura colocar filtros para que no llegue a otros espacios.

Este tipo de fumigación genera un efecto prolongado entre 4 a 6 días, dependiendo la proporción que uses. Luego de su colocación, se sugiere esperar un par de horas mientras hace su efecto. Igualmente debes ser precavido, evitar que las mascotas, niños pequeños jueguen en las zonas donde se esparció la sustancia.

– Fumigación de estructural

Su uso está orientado a matar plagas que habitan en una estructura como puertas, empleando gas venenoso. La persona que fumiga tiene que usar una carpa o lona para evitar que el producto salga, la idea es que esté retenido el mayor tiempo posible para que cubra toda la superficie.

Es efectivo contra:

  • Termitas.
  • Chinches.

Se puede utilizar en fincas, granjas, apartamentos, casas, en este sentido, es recomendable estar fuera del lugar mientras se realiza la fumigación. Después de unas 6 horas puedes regresar a tu domicilio, no afecta a las personas y mascotas.  

– clases de fumigación en el suelo

Este tipo de fumigación es usado por personas que tienen tierras agrícolas. Son sustancias de uso restringido, para acceder a ellos, debes comprarlos en sitios autorizados.

Se utiliza para matar:

  • Insectos del suelo.
  • Topos.
  • Ratones.
  • Hierbas venenosas.  

Este producto es para ser empleado en el sector agrícola y en viveros, como todo veneno debes ser cuidadoso y evitar el contacto en niños y animales domésticos. Una vez usado puedes esperar un día para volver al sitio donde colocaste la sustancia.

Es importante realizar el procedimiento en suelos que no tengan una alta humedad, debes tomar en cuenta este aspecto, ya que el agua disminuye el efecto del veneno en las plagas. Te recomiendo que busques ayuda de expertos y recibas las orientaciones pertinentes.

– Fumigación de cámara

Existen equipos que se utilizan en la industria de los alimentos y en el área de documentación,  para eliminar plagas que reducen el tiempo de vida de los documentos, archivos y víveres, etc.

Al emplear esta clase de fumigación la sustancia no interactúa con el medio ambiente, y las personas que manipulan el equipo.

Es efectivo para erradicar:

  • Escarabajos.
  • Polillas.
  • Termitas.   

– Fumigación de cámara al vacío

Este tipo de fumigación es usado en áreas de investigación relacionada con estudios de virus, como el caso de la pandemia de la covid-19. Estas instalaciones son costosas y son administradas por entes gubernamentales y privados.

La duración del proceso de fumigación dependerá del protocolo que bien designe los especialistas, esto es variable dependiendo el caso.

– Fumigación con aire caliente

Es otra técnica que aparece para realizar fumigaciones y acabar con los insectos. Los expertos consideran que es una de las más económicas y puedes obtener resultados positivos. Y lo mejor de todo, las personas no requieren abandonar la vivienda, ya que no se usa veneno.

El aire caliente se enfoca en los lugares donde se encuentra la plaga y actúa de forma inmediata, sin embargo, no evita que con el tiempo regresen los insectos.

Es ideal para combatir:

  • Chiripas.
  • Cucarachas.
  • Ratones.
  • Arañas.
  • Mosquitos.

Se puede emplear en espacios cerrados y abiertos, como casa, autos, apartamentos, granjas, no tiene efectos nocivos en personas y animales, es totalmente seguro y natural.

– Tipos de fumigación química

En este caso, es muy usado en el sector agrícola, es ideal para fumigar las cosechas, el producto se esparce en la tierra y hace que las plagas abandonen el espacio. Usualmente emplea sustancias como: bromuro y fosfina, siendo la última menos dañina para el medio ambiente.

Se encarga de eliminar:

  • Orugas.
  • Langostas.
  • Moscas.
  • Hongos.
  • Bacterias.
  • Virus.
  • Ácaros.
  • Aves.
  • Roedores.

No tiene un efecto en humanos y mascotas, sin embargo, es bueno evitar estar presente cuando se esté colocando el producto. Se utiliza en espacios abiertos como fincas, graneros, etc. La duración de la fumigación depende de la extensión del territorio. En conclusión, se puede establecer que existen tipos de fumigaciones que utilizan diferentes ingredientes y equipos. Los mismos ofrecen la posibilidad de usarlos en espacios cerrados y abiertos, como casas, apartamentos, sótanos, granjas, almacenes, etc. La mayoría no afecta de forma directa a las personas y mascotas, sin embargo, se sugiere estar lejos del espacio al momento de la fumigación. Entre las técnicas más utilizadas se encuentran: aspersión,  termonebulización, nebulización, gas, químico, entre otros. Son muy efectivos para eliminar insectos como chiripas, cucarachas, zancudos, roedores, mosquitos, hongos, bacterias, etc.